¡Síguenos!
Foto del Perfil

Descanso. El mejor compañero de tu rutina de ejercicio

Si te has hecho a la idea de empezar a ejercitarte con frecuencia, o ya tienes como hábito mantenerte constantemente activa y entrenando duro, hay algo que debes saber: Descansar tu cuerpo será lo mejor que puedas hacer para mantenerte en forma. Sí, lo leíste bien. Para que tu cuerpo responda al entrenamiento es indispensable que también repose. Hay veces que pensamos que para mantenernos en forma debemos matarnos horas entrenando y haciendo dietas estrictas, pero no es así. Una sana alimentación y la actividad física son básicas para lograr nuestro objetivo, pero no lo son todo. Dormir y descansar es lo que permitirá que nuestros músculos se relajen y regeneren para que así; estén al 100 al día siguiente que retomemos nuestra rutina de entrenamiento.

Para que nuestro cuerpo queme calorías y grasa, es sumamente importante que nuestros músculos estén fuertes y sanos, no desgastados. Es magnífico que quieras pasar  toda la semana ejercitándote; Sin embargo, recuerda que en exceso, nada es sano. Esto incluye el ejercicio, con que te ejercites 5 días a la semana y descanses 2, estarás dándole tiempo suficiente a tu cuerpo para recargar energías y que tus músculos no sufran desgaste, cuando esto llega a suceder es muy probable que te arriesgues a sufrir una lesión. Así que piensa qué prefieres. ¿Descansar un par de días a la semana? o tener que aguantarte un mes sin poder hacer nada en lo que te recuperas de una lesión.

Dormir bien y descansar te permitirá reducir el estrés, recuperarte del esfuerzo de tus músculos, tener mucha más energía durante el día, rendir más durante tus entrenamientos, los cuales realizarás con mucha mayor calidad, al mismo tiempo que estarás de mejor humor. El ejercicio funciona mucho más cuando lo haces con ganas, por lo tanto, tu estado de ánimo afecta directamente en tu rendimiento físico.

¡Pero no te desanimes! Reposar no significa que pases todo el día recostada en tu cama sin mover más que las pestañas, o permanecer sentada en el sofá de tu casa frente a la televisión. Reposar implica descansar tus músculos. Unos sencillos ejercicios de estiramientos relajarán tus músculos y te ayudarán a recuperar tu elasticidad. También puedes consentirte dándote unos masajes profundos después de haber estirado.

Ahora que ya sabes todos los secretos de llevar una vida más saludable, ¡estás más que lista para empezar!

¿Te gustó este artículo? Compártelo


Califícalo

Queremos saber tu opinión