¡Síguenos!
Foto del Perfil

La musicoterapia como estimulación prenatal

La musicoterapia utilizada como estimulación prenatal tiene un efecto asombroso en los bebés. Son varios los mitos generados acerca de la efectividad o no de esta posible  motivación hacia el ser antes de su nacimiento. Sin embargo, hoy en día, la tecnología nos ha permitido conocer y afirmar  que sí es posible obtener resultados benéficos en nuestro bebé a partir de esta estimulación musical.

Gracias a  los ultrasonidos, los sonogramas y las fibras ópticas se ha podido conocer el comportamiento del bebé en el vientre de su madre. Esta tecnología nos ha permitido observar los cambios en la frecuencia cardiaca del feto, en sus movimientos corporales y en sus expresiones faciales, al escuchar sonidos y voces del mundo exterior.

A partir de la semana 24 el bebé en gestación es capaz de escuchar, memorizar, aprender y sentir; es en esta etapa a partir de la cual, puedes comenzar a actuar sobre la formación de su estructura neuronal debido a la maleabilidad que nos ofrece.

A través de su percepción auditiva, los bebés intrauterinos ejercitan neuronas corticales  y favorecen su entretejido neuronal. Las resonancias vibratorias provocadas por la música activan millones de células cerebrales, que comienzan a potenciar su memoria, y a enriquecer sus emociones. Esta conexión de neuronas se hace por repetición y experiencia.

Es tu tarea, mami,  crear el mayor número de conexiones posibles, tú puedes ayudar a potenciar el desarrollo intelectual de tu bebé desde el embarazo. Entre más conexiones tenga un bebé al nacer, mayor será su futuro potencial de desarrollo. 

La música recomendada para comunicarte y estimular a tu bebé es la clásica, ya que es capaz de activar áreas del cerebro que otros tipos de música no pueden activar. Es importante tener en cuenta que el bebé no debe acostumbrarse a escuchar siempre lo mismo, debe de haber una variación en el sonido para lograr efectos favorables en su  desarrollo físico, emocional e intelectual.

La música hace brotar lo más profundo de cada ser, ésta tiene la capacidad de transformar las emociones en el ser humano, y en tu bebé no es la excepción. No olvides que, al igual que la música, los sentimientos maternos son determinantes para su formación, la combinación de ambas cosas, formará vínculos afectivos poderosos y positivos entre tú y tu bebé. 

¿Te gustó este artículo? Compártelo


Califícalo

Queremos saber tu opinión